El tratamiento percutáneo de la valvulopatía aórtica sustituirá a la cirugía en el futuro


El futuro de la cardiología intervencionista se dirige hacia el tratamiento de la enfermedad valvular aórtica de forma percutánea con resultados a corto, medio y largo plazo similares a los de la intervención quirúrgica en pacientes que no son candidatos a cirugía, e incluso en pacientes con riesgo quirúrgico alto e intermedio.

Esta ha sido una de las conclusiones de la 28ª Reunión Anual de la Sección de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista de la  Sociedad Española de Cardiología (SEC), celebrada los pasados 8 y 9 de junio en Cádiz.

Como se desprende de los datos del Registro Nacional de Actividad en Cardiología Intervencionista del 2016, presentados durante el congreso, el implante de prótesis aórticas transcatéter (TAVI) ha aumentado en los últimos años. Durante el congreso se han presentado los datos del registro nacional de TAVI, cuyo objetivo es reflejar como es el manejo transcatéter de la valvulopatía aórtica. “En dos años hemos conseguido casi duplicar el número de pacientes incluidos en el registro. Empezamos en el año 2015 con 2.900 y ahora tenemos casi 5.500 TAVI en 2016”, indica la Dra. Pilar Jiménez, vocal de la Sección de Hemodinámica y Cardiología Intervencionista de la SEC.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s