La mayoría de mujeres no son conscientes de su riesgo de infarto


Esta tarde a las 18 horas tendrá lugar la última sesión del V Foro de Salud Cardiovascular para Pacientes y Familiares organizado por la Fundación Española del Corazón (FEC) en su sede, la Casa del Corazón.

 

Esta tercera sesión dirigida a mujeres e impartida por la Dra. Paola Beltrán Troncoso, vocal de la Sección de Riesgo Vascular y Rehabilitación Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología, se centrará en las particularidades del corazón en la mujer y cómo y por qué enferma el corazón femenino.

Hasta un 6% más mujeres fallece por enfermedades cardiovasculares en comparación con la población masculina, convirtiéndose en la causa número uno de mortalidad en el género femenino. La enfermedad cardiovascular en la mujer es diferente en muchos aspectos respecto al hombre. En estas diferencias intervienen factores biológicos y socio-culturales. Los factores de riesgo, síntomas de alarma, causas del infarto, diagnóstico y tratamiento presentan características diferenciales. Un factor importante lo tienen las hormonas femeninas. “El problema llega cuando se alcanza cierta edad, como a partir de la menopausia, ya que con su aparición se pierde el factor protector de los estrógenos y el riesgo de infarto en mujeres aumenta considerablemente. Todo esto añadido a que además padecen más comorbilidades debido a la edad de la paciente”, explica la Dra. Beltrán.

Existe la creencia general entre las mujeres de que las enfermedades cardiovasculares son cosa de hombres, así se despreocupan más en temas de prevención. Según la Dra. Beltrán, “es fundamental sensibilizar a la mujer del riesgo cardiovascular, ya que tanto la prevalencia como el diagnóstico y el tratamiento tienen carácter diferencial por género, especialmente en el caso de la cardiopatía isquémica”. “Las mujeres tienen como temor principal el cáncer de mama, cuando las enfermedades cardiovasculares son responsables de muchas más muertes al año”, añade.

Por todo ello, la importancia de educar a la población y, especialmente, a los familiares y acompañantes de la paciente a la hora de distinguir la diferencia sintomática entre sexos es fundamental de cara a actuar con rapidez y eficacia ante un accidente cardiovascular en mujeres. Campañas como Mujeres por el Corazón, impulsada por la Fundación MAPFRE, la Fundación Pro CNIC, Fundación Española del Corazón y la Comunidad de Madrid, tienen como objetivo sensibilizar a la ciudadanía, y especialmente, a las mujeres, para que sean capaces de reconocer los síntomas de un infarto. Uno de los principales problemas es que los síntomas del infarto femenino pueden confundirse con los de otras enfermedades:

 

    • Molestias en el pecho. Presión incómoda en el pecho y sensación de dolor en el centro del pecho que puede durar unos minutos, o bien desaparecer y volver a aparecer.
    • Dolor en uno o ambos brazos, en la espalda, el cuello, mandíbula o estómago.
  • Cansancio. Falta de aire, acompañada o no de dolor en el pecho.
  • Otros signos. Sudor frío, náuseas o mareo.

 

Este es uno de los principales problemas que los cardiólogos se encuentran en consulta ya que la mayoría de las mujeres que sufren ataques al corazón no son capaces de identificarlo como tal y tardan más en acudir al especialista. Al igual que en los hombres, el síntoma de infarto más común entre las mujeres es el dolor de pecho o malestar. La diferencia es que, en el caso de las mujeres, existe mayor tendencia a experimentar otros de los síntomas comunes, en particular falta de aire, náuseas, vómitos y dolor de espalda o mandíbula, que a menudo se confunden con ansiedad o se les resta importancia vinculándolo a molestias leves. Debido a ello, se acude al centro sanitario sin mucha urgencia, tal y como apuntó el Observatorio Regional Bretón sobre el Infarto de miocardio (ORBI), las mujeres tardan 60 minutos desde que perciben los primeros síntomas hasta que piden asistencia médica, frente a los 44 minutos de los hombres. Eso afecta también a la hora del tratamiento dado que el diagnóstico es tardío y, por lo tanto, resta eficacia a la medicación o tratamiento prescrito.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s