II Becas a los mejores proyectos de Asociaciones de Pacientes Anticoagulados

el

Daiichi Sankyo ha otorgado los premios de la segunda edición de las Becas Daiichi Sankyo a los mejores proyectos de asociaciones de pacientes anticoagulados. En esta ocasión se han reconocido los trabajos de cinco asociaciones de pacientes, entre las que se encuentra en primer lugar la Asociación Guipuzcoana de Anticoagulados (AGIAC) que ha presentado una app para la evaluación de la adherencia al tratamiento, y en segunda posición la Asociación de Pacientes Anticoagulados y Coronarios de Málaga (APAM) por su programa formativo sobre anticoagulación. El jurado, compuesto por médicos especialistas independientes, profesionales de Daiichi Sankyo y la Federación Española de Asociaciones de Anticoagulados (FEASAN) ha valorado la innovación, la calidad y la repercusión de los trabajos presentados para la mejora de la calidad de vida de los pacientes anticoagulados y sus familiares. 

“El lema de Daiichi Sankyo es Pasión por la innovación, Compromiso con los pacientes, lo que se hace visible en acciones como estas becas con las que logramos que las asociaciones de pacientes que requieren anticoagulación o están anticoagulados puedan iniciar sus proyectos dedicados a las personas con problemas cardiovasculares”, resalta Paloma Barja de Soroa, directora de Relaciones Institucionales de Daiichi Sankyo España. “Los trabajos presentados en esta edición de nuestras becas tienen en común ser de una gran utilidad para las personas que siguen un tratamiento médico con anticoagulantes orales así como para sus familiares y cuidadores”, añade. 

Los miembros del jurado destacan la importancia de las II Becas de Daiichi Sankyo para la concienciación sobre las necesidades de los pacientes anticoagulados. “Las asociaciones de pacientes realizan una labor fundamental en la divulgación de la terapia con anticoagulantes, por tanto, que puedan llevar a cabo sus proyectos gracias a esta ayuda es muy positivo”, comenta el doctor Jaime Masjuan, jefe del servicio de neurología del Hospital Ramón y Cajal de Madrid. Por su parte, la doctora Isabel Calvo, jefa del servicio de cardiología del Hospital Miguel Servet de Zaragoza, recalca que “los recursos de las asociaciones de pacientes suelen ser escasos, por lo que estas ayudas son una magnífica oportunidad para promover acciones que faciliten el autocuidado de la salud, además de la adquisición de competencias para gestionar los síntomas de la enfermedad, su tratamiento y unos hábitos que mejoren su calidad de vida.” 

El doctor Javier Rodríguez, hematólogo del Hospital Universitario Virgen del Rocío de Sevilla, señala la importancia del uso de las nuevas tecnologías en el tratamiento con anticoagulantes orales. “Es vital que los pacientes puedan acceder de primera mano a sistemas que favorezcan una mayor educación sanitaria sobre la toma de anticoagulantes orales”, subraya.  

Proyectos innovadores

La asociación ganadora del primer premio, AGIAC, ha diseñado una app para móviles y tablets con el objetivo de estudiar la adherencia de los pacientes sometidos a un tratamiento con anticoagulantes orales. Eduardo Tamayo, vocal de sanidad de AGIAC, indica que “para nosotros es muy satisfactorio haber logrado la primera posición en esta segunda convocatoria de becas de Daiichi Sankyo, porque esto significa que podemos acercar a una mayor cantidad de pacientes una herramienta útil que mejore sus condiciones de salud”.

El segundo clasificado, APAM, ha desarrollado un programa formativo de autoayuda, titulado ‘Toma el control de tu vida’ mediante el cual se ofrece información a los pacientes anticoagulados y sus familiares. “La colaboración con Daiichi Sankyo para desarrollar este trabajo es muy importante, ya que gracias a ella podemos repercutir de forma positiva en la salud de las personas”, expresa María Victoria Martín, presidenta de APAM.

Por último, Daiichi Sankyo ha distribuido tres terceros premios a los proyectos finalistas, repartidos entre la Asociación Madrileña de Pacientes Anticoagulados y Cardiovasculares (AMAC) por su función de formación sobre anticoagulantes orales a pacientes y profesionales sanitarios; a la Asociación de Anticoagulados de Aragón (ASANAR), por su propuesta informativa y formativa al paciente anticoagulado y su entorno; y a la Asociación Sevillana de Ictus, (Ictus-Sevilla), por su labor de asesoramiento y atención integral a pacientes y familiares de ictus sometidos a tratamiento  anticoagulante. Los proyectos ganadores de las II Becas Daiichi Sankyo a los mejores proyectos de asociaciones de pacientes anticoagulados ya han comenzado su ejecución y deberán finalizar antes del 30 de junio de 2017.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s