Técnicas de imagen para reducir episodios de muerte súbita en deportistas

el

Barcelona acaba de acoger el XXXV Congreso de la Sección de Imagen Cardiaca de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) que reunirá a más de 250 especialistas en la capital catalana.

Uno de los temas que se abordarán a lo largo de los tres días de reunión es el auge de las técnicas de imagen para detectar y prevenir los episodios de muerte súbita. La muerte súbita es la aparición repentina e inesperada de una parada cardiaca en una persona que aparentemente se encuentra sana y en buen estado. En los últimos años está creciendo el número de fallecimientos por esta causa durante la práctica de pruebas deportivas; para tener un mayor registro de estos casos y establecer protocolos de actuación, la SEC está llevando a cabo el Estudio Español de Muerte Súbita en Deportistas.

“Nuestro organismo no está diseñado para realizar pruebas de gran esfuerzo como maratones o triatlones”, informa el Dr. Leopoldo Pérez de Isla, presidente de la Sección de Imagen Cardiaca de la SEC. “Es por ello”, prosigue el doctor, “que es muy importante someternos previamente a una serie de pruebas para verificar que nuestro aparato cardiovascular está sano, siendo conscientes en todo momento de que sobrecargar al mismo no es saludable, incluso siendo normal”.

 Un electrocardiograma y un ecocardiograma son las pruebas más comunes en estos casos. “Pero no las únicas, en muchas ocasiones y según el perfil de la persona y de la actividad física que quiera realizar, también recomendamos una resonancia magnética, un análisis de sangre, una prueba de esfuerzo o un TAC”.

 Precisamente, el TAC (tomografía axial computarizada) está ampliando en los últimos años su capacidad de diagnóstico. “Actualmente se están realizando pruebas piloto en hospitales de todo el mundo, y también en algunos españoles, sobre la capacidad del TAC para hacer un diagnóstico avanzado de aterosclerosis”, avanza el Dr. Pérez de Isla.

La aterosclerosis es el endurecimiento de las placas de las arterias, lo que a la larga puede provocar un estrechamiento limitando la correcta circulación del flujo sanguíneo y propiciando la aparición de un coágulo. “Ahora, mediante una técnica muy poco invasiva como es el TAC, podemos evaluar las características de la aterosclerosis analizando la pared de las arterias. Uno de los temas que trataremos en la reunión es sobre si este tipo de prueba debe realizarse de forma generalizada o a los pacientes con mayor riesgo de desarrollar esta enfermedad”, asegura el Dr. Pérez de Isla.

Durante la reunión también se presentará un proyecto pionero que está realizando la Sección de Imagen Cardiaca de la SEC y que consiste en la formación a médicos no cardiólogos sobre el uso de la ecocardioscopia, una ecocardiografía centrada en algunos aspectos concretos, como técnica complementaria a la exploración física habitual en una consulta médica. “El fondendoscopio debe seguir utilizándose en la práctica médica como técnica de exploración física, pero otras técnicas como la ecocardioscopia nos dan mucha más información sobre el estado del paciente y nos ayudan a diagnosticar antes algunas enfermedades cardiovasculares”, informa el doctor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s