Miedo a la amnesia digital/Fear of digital amnesia


La mitad de los españoles es capaz de recordar el teléfono de la casa en la que vivía con 10 años, pero no el actual de sus hijos, oficina o incluso pareja/Half of Spanish citizens can remember their home number ten years ago, whereas they cannot tell today’s numbers of their offspring, workplace or even their partner’s.

El ‘Efecto Google “, la tendencia a olvidar la información ya que estamos acostumbrados a buscar lo que deseamos en internet, ha aumentado según se ha ido incluyendo información personal e importante en los dispositivos móviles, según un nuevo estudio realizado por Kaspersky Lab. El informe revela que la mayoría de los españoles conectados a Internet no es capaz de recordar de memoria los números de teléfono importantes, incluido el de sus hijos [44%], el del colegio de sus hijos [90%] o el de su lugar de trabajo [51%]. Alrededor del 20% tampoco pudo recordar el número de su pareja – pero el 65% todavía recuerda sus números de teléfono de la casa en la que vivían cuando tenían entre 10 y 15 años de edad.

Kaspersky Lab ha encuestado a 6.000 usuarios, mayores de 16 años, en seis países europeos, entre ellos España. Los datos que se desprenden del informe sugieren que nuestra incapacidad para retener información importante se debe a que estamos delegando la responsabilidad de recordar en los dispositivos digitales, sobre todo en los smartphones. Poco menos de la mitad (43%) de los consumidores más jóvenes encuestados (16 a 24 años de edad) dice que su smartphone tiene casi todo lo que necesitan saber o recordar.

Kaspersky Lab ha denominado a este fenómeno Amnesia Digital: la experiencia de olvidar la información que se confía y almacena en un dispositivo digital. El estudio encontró evidencias de Amnesia Digital en todos los grupos de edad y por igual entre hombres y mujeres.

El estudio también demuestra que la pérdida o robo de los datos almacenados en los dispositivos digitales o smartphones dejarían a muchos usuarios profundamente afectados. Cuatro de cada diez mujeres y el mismo número de usuarios entre 16 a 24-años de edad se quedarían muy tristes al pensar que no podrán recuperar sus recuerdos almacenados. Una de cada cuatro mujeres y jóvenes encuestados entraría en pánico, ya que sus dispositivos son el único lugar en el que almacenan imágenes e información de contacto.

Es preocupante que, a pesar de la creciente dependencia de los dispositivos digitales y de haberlos convertido en el guardián de nuestros recuerdos, los españoles no protegen adecuadamente estos dispositivos con soluciones de seguridad TI, según el estudio de Kaspersky Lab. Los smartphones y las tablets están especialmente mal protegidos: sólo uno de cada tres (36%) se instala seguridad TI adicional en su smartphone y sólo una cuarta parte (20%) añade alguna a su tablet.

“Los dispositivos conectados enriquecen nuestras vidas, pero también han provocado el nacimiento de la Amnesia Digital. Tenemos que entender las consecuencias que provoca esta Amnesia Digital a largo plazo y adaptar la forma en la que recordamos y protegemos esos recuerdos. Los números de teléfono de las personas que más nos importan están a sólo un clic – por lo que ya no nos molestamos en memorizar los detalles. Además, un abrumador 86% de los españoles afirma que en nuestro mundo hiperconectado cada vez se utilizan más números, direcciones, contraseñas, etc. por lo que es casi imposible recordarlos, aunque el usuario quiera. La pérdida o divulgación de esta información valiosa sería algo más que un simple problema, ya que dejaría a muchas personas profundamente afectadas”, afirma Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia.

Según Ángel Fernández Ramos, del Grupo de Investigación en Memoria y Cognición de la Universidad de Salamanca, “en los últimos años, como consecuencia de la excesiva digitalización y conectividad de la vida cotidiana, se está haciendo patente un cambio en lo que se refiere a las demandas y a los usos de los apoyos externos a la memorización. Un aspecto importante de este cambio es que tenemos que manejar una cantidad ingente de información, y a menudo en modo multitarea, para llevar a cabo nuestras actividades personales, sociales y profesionales más básicas. Pero también es determinante el uso de dispositivos en los que albergar la información. Nuestro modo de interactuar con la información, incluida la personal, está cambiando. Si estamos ante nuevos modos de adquirir, almacenar y recuperar información, deberíamos preocuparnos de cuáles son las nuevas maneras de adquirir, conservar y utilizar la información que nos resulta valiosa”.

 

“La memoria cumple una función integradora de la personalidad. Los recuerdos son la base de nuestra identidad personal. ¿Quiénes somos cuándo desaparecen nuestros recuerdos? Debemos ser conscientes de los riesgos y trabajar para poner en marcha estrategias de protección de la información en esta nueva situación, caracterizada por un incremento en la externalización de la memoria”, concluye el experto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s