Cómo evitar los efectos de las altas temperaturas en las personas mayores‏


ü  Refrescarse cada vez que se sienta calor e hidratarse sin esperar a tener sed, evitando líquidos excesivamente fríos o azucarados.

ü  Evitar hacer esfuerzos en las horas de calor.

ü  Mantener las medicinas en un lugar fresco.

ü  Utilizar ropa clara, ligera, fina, no apretada y que cubra la mayor parte del cuerpo posible.

  Evitar salir a las horas centrales del día y siempre protegidos del sol.

  Permanecer el mayor tiempo posible a la sombra, en lugares frescos y/o climatizados.

  Si no tiene aire acondicionado, intente conseguir un ventilador.

  En casa, mantener las ventanas cerradas y las persianas echadas durante el día y abrirlas sólo por la noche y a primera hora de la mañana.

  Comer pequeñas cantidades de comida con frecuencia, preferiblemente frutas y verduras, y evitar alimentos ricos en proteínas.

  Evitar que las personas mayores viajen en automóvil o vehículos sin aire acondicionado o permanezcan en el interior.

  Pulsar el botón rojo de Atenzia cuando se detecte los síntomas asociados a un golpe de calor, como náuseas, mareos y problemas intestinales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s