Hasta 8.000 euros para proyectos sobre atención a pacientes crónicos

el

Acaban de conocerse los nombres de los ganadores de las Becas de Innovación en Salud 2015 “Atención Sanitaria al Paciente Crónico” que Esteve concede a los proyectos más innovadores en el ámbito de la cronicidad. Los cuatro proyectos becados se han escogido entre las 140 propuestas presentadas en esta edición y recibirán una dotación máxima de 8.000 euros que ayudarán a llevarlos a cabo para mejorar la atención de los pacientes con enfermedades crónicas no transmisibles. El acto de entrega de las Becas ha tenido lugar en el VII Congreso Nacional de Atención Sanitaria al Paciente Crónico que se ha celebrado en Valladolid.

La creciente incidencia de enfermedades crónicas como la diabetes, la depresión, la artrosis, el cáncer, la insuficiencia cardíaca, la hipertensión arterial,… debida al progresivo envejecimiento de la población y a unos hábitos de vida poco saludables, se traduce en un mayor consumo de los recursos sanitarios. Ante este panorama, una herramienta clave para afrontar este reto de un modo eficiente y garantizar la sostenibilidad del sistema sanitario es fomentar la innovación entre los propios profesionales, protagonistas directos de la asistencia al paciente crónico.

En esta edición se han presentado 140 proyectos, distribuidos en cuatro áreas temáticas: Adecuación / Optimización de Tratamientos, Inercia Terapéutica, Adherencia al Tratamiento y Autocuidado.

Mejorar la calidad de vida en cronicidad 

En el Área de Adecuación / Optimización de Tratamientos, la Beca de Innovación en Salud ha sido para el proyecto “Gestión del paciente con sospecha de padecer síndrome de apnea obstructiva del sueño (SAOS) desde atención primaria: red territorial de asistencia” del Hospital Universitari Arnau de Vilanova (Lleida), dirigido por Ferran Eduard Barbé. Su objetivo es llevar a cabo un estudio para evaluar cuál sería el resultado en cuanto a respuesta clínica, adherencia al tratamiento y costes en un manejo coordinado entre atención primaria y atención especializada de esta patología crónica y frecuente -afecta al 10% de la población- para el sistema sanitario.

El segundo proyecto seleccionado, en el Área de Inercia Terapéutica, ha sido el presentado por el Hospital Universitario Puerta de Hierro-Majadahonda (Madrid). El objetivo de “Equipo multidisciplinar interniveles en la optimización de la terapia del paciente crónico”, dirigido por Virginia Saavedra, es definir y poner en marcha una metodología para desarrollar un programa de trazabilidad de la historia farmacoterapéutica en el paciente anciano que ingresa en el Servicio de Traumatología, para mejorar la calidad asistencial, evitar potenciales errores de medicación, optimizar los tratamientos farmacológicos prescritos y garantizar la transmisión de la información.

En lo que se refiere a la tercera Área, Adherencia al Tratamiento, la Beca de Innovación en Salud ha sido para el proyecto “Desarrollo de una aplicación informática destinada a la mejora de la adherencia terapéutica en la enfermedad inflamatoria intestinal, basada en la elaboración de un índice clínico predictivo de la adherencia terapéutica. Proyecto AP-ADEII”, del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo (CHUVI). Dirigido por María Luisa De Castro, esta propuesta quiere llevar a cabo un estudio que permita identificar variables que permitan predecir comportamientos de no adherencia al tratamiento y barreras frente a la toma de la medicación en esta patología y, con ello, desarrollar una aplicación para realizar diferentes intervenciones de mejora.

Finalmente, en el Área de Autocuidado la Beca ha sido para el proyecto que dirige Paloma Garcimartín: “Patrones de cambio en el empoderamiento de los pacientes con insuficiencia cardíaca”, de la Fundación Instituto del Mar de Investigaciones Médicas (Barcelona). Esta propuesta se focaliza en la adaptación del cuestionario de referencia internacional que evalúa el grado de empoderamiento de los pacientes en el manejo de las enfermedades crónicas, en este caso de la insuficiencia cardíaca. Esto permitirá identificar precozmente los grupos con un nivel bajo de empoderamiento, identificar patrones de cambio, medir los efectos de las intervenciones diseñadas para aumentar el autocuidado y actuar de forma preventiva mediante programas específicos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s