Más de 11.000 españoles pueden oír gracias a implantes cocleares


En España ya son más de 11.000 personas las que han podido acceder al mundo del sonido a través de la técnica del Implante Coclear. Se trata de una intervención quirúrgica sencilla que consiste en la implantación de un dispositivo electrónico con el que las señales acústicas se transforman en impulsos eléctricos que estimulan el nervio auditivo y envían el sonido al cerebro. Después de la operación, los usuarios no sólo recuperan la capacidad auditiva sinó que pueden hablar con más claridad y comprender el lenguaje con facilidad. 

“Mi vida ha cambiado completamente. Creo que es lo mejor que he podido hacer y, aunque el proceso de rehabilitación es largo, sin duda vale la pena”, explica Claudia Morlans, una estudiante de medicina que sufre pérdida bilateral de audición. La joven se sometió en 2013 a una intervención de Implante Coclear, después de comprobar que su problema aumentaba cada vez más. “En ese momento me defendía con dos audífonos pero notaba que escuchaba cada vez peor, me costaba más comunicarme e incluso me resultaba muy difícil hablar por teléfono”, asegura.

A pesar del nerviosismo de los días previos a la intervención, Claudia recomienda totalmente la implantación. “Recuerdo que lo que más me impresionó es que, gracias a los accesorios sumergibles que lleva el implante, por primera vez podía escucharlo todo mientras nadaba en la piscina” explica la joven, que añade: “Ya estoy en lista de espera para el otro oído”

Después de la implantación de un IC es necesario realizar un proceso de rehabilitación para volver a oír en el que intervienen diferentes profesionales: el otorrinolaringólogo, el neurofisiólogo, el psicólogo, el logopeda y el audioprotesista. Después de la operación, la persona implantada debe asistir a sesiones de programación y ajuste del IC, además de realizar una rehabilitación auditiva en un centro especializado con el apoyo y seguimiento de un profesional en audiología.

Implantes más pequeños que suman en audición 

El primer Implante Coclear fue realizado por los doctores Djuro y Eyries el 25 de febrero de 1957 en Francia, una operación que consistió en insertar un único hilo de cobre en el interior de la cóclea de un paciente que padecía sordera total. En 1978, el profesor Graeme Clark llevó a cabo la primera intervención de un implante coclear multicanal, precursor de los actuales, con el que se podía captar el sonido con una calidad muy óptima. 

En la actualidad, esta técnica ha experimentado una gran evolución tecnológica, lo que ha permitido crear implantes mucho más pequeños que proporcionan al usuario una audición mejor. De hecho, esta reducción de tamaño ha hecho posible incluso la implantación entre los niños más pequeños, un factor fundamental a la hora de demostrar que cuanto antes se detecta el trastorno auditivo y se implanta el IC, más posibilidades hay de que el niño pueda tener un desarrollo normal. Y es que según los expertos, una intervención temprana tiene un 95% de efectividad. 

En lo que se refiere a los adultos que han perdido la audición debido a una lesión o enfermedad, el éxito ronda el 85% y los beneficios son mayores cuanto antes se reciba el implante, ya que la persona aún no ha perdido la memoria auditiva.  

En España existen actualmente 40 centros implantadores en todas las comunidades autónomas excepto Cantabria, La Rioja, Ceuta y Melilla. Tanto el estudio como el tratamiento quirúrgico están subvencionados por la sanidad pública en su totalidad, siempre y cuando se realice en los centros acreditados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s