La psoriasis dificulta la práctica de deporte


El 46,7% de los pacientes con psoriasis reconoce tener dificultades para practicar algún deporte como consecuencia de la patología, según un estudio realizado por Acción Psoriasis. La psoriasis es una enfermedad inflamatoria autoinmune que se manifiesta a través de la piel en forma de placas rosadas que pican y se escaman. El 70% de los pacientes afirma que la patología limita muchos aspectos de su vida diaria, entre los que destacan los ligados a sus actividades de ocio.

Entre el 10 y el 30% de los pacientes con psoriasis desarrollan artritis psoriásica. La artritis psoriásica es una forma de inflamación crónica de las articulaciones que se caracteriza por rojez, hinchazón y dolor de las articulaciones afectadas, síntomas que se manifiestan de forma conjunta con las placas rosáceas que aparecen en la piel causadas por la psoriasis. Para estos pacientes la práctica de actividades deportivas supone una limitación ya que el dolor articular dificulta la realización de ciertas actividades físicas.

A pesar de todas las dificultades con las que se encuentran estos pacientes, muchos de ellos siguiendo las pautas de los especialistas y con un entrenamiento adecuado y personalizado consiguen realizar actividades deportivas de alto rendimiento, como es el caso de Alejandro López, Ale para sus amigos. Ale tiene 38 años y padece artritis psoriásica desde hace 10 años. Justo después de recibir su diagnóstico decidió luchar contra la enfermedad y optó por dedicarse al deporte. Ahora corre, entrena y participa en numerosas carreras de alto rendimiento.

Nueva web de artritis

Acción Psoriasis ha creado una página web específica y de servicio con toda la información sobre la artritis psoriásica: www.artritispsoriasica.org. En ella, cualquier persona puede saber qué es, cómo se detecta, las afectaciones que produce y los tratamientos actuales. También, además de resolver las dudas principales sobre la patología, el interesado podrá realizar un test para saber si presenta los síntomas de esta enfermedad, aunque ha de ser su dermatólogo o su reumatólogo quién haga el diagnóstico definitivo.

La psoriasis plantar, aquella que se manifiesta en la planta de los pies, es uno de los tipos de psoriasis cutánea que más afecta a quienes practican deporte, debido a que el simple hecho de pisar provoca un considerable dolor. Un alto número de afectados tiende a evitar los deportes de contacto por el riesgo que se deriva del contacto con una zona afectada y que ésta empeore significativamente. Por lo tanto, las dificultades a la hora de practicar deporte, que afirma tener casi la mitad de los pacientes con psoriasis, suponen nuevos problemas a la hora de disfrutar de su tiempo libre.

“Muchas personas con psoriasis se encuentran con dificultades añadidas a la hora de practicar deporte. Por una parte, sus médicos les recomiendan la realización de ejercicio, puesto que se conoce que los pacientes con psoriasis más severo tienen una mayor incidencia de obesidad, trastornos del metabolismo lipídico y, en definitiva, un mayor riesgo cardiovascular, cosa que el deporte podría minimizar. Pero por otra parte, los problemas de movilidad que pueden tener las personas que además tienen artritis psoriásica (casi un 30%), las molestias que pueden provocar las lesiones en contacto con el sudor y con la ropa (picor, escozor), el dolor que causan las lesiones de psoriasis palmo-plantar o los problemas derivados de tener que mostrar las lesiones por la sensación de rechazo que pueden sentir algunos pacientes, hacen que muchos de ellos no se puedan aprovechar de los beneficios que supondría la práctica del deporte para su salud” explica la Dra. Rosa Taberner, especialista del servicio de dermatología del Hospital Son Llàtzer de Palma de Mallorca.

La psoriasis: un problema más allá de la piel

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria autoinmune y crónica potencialmente incapacitante que repercute en la piel y que puede desencadenar en otros problemas de salud. En los últimos años, se ha demostrado que la psoriasis moderada o grave se asocia a otras amenazas como la dislipemia (elevación de los niveles de grasas en sangre, colesterol y triglicéridos), diabetes (aumento de los niveles de glucosa y azúcar, en sangre) e hipertensión arterial. Son una serie de comorbilidades que aumentan el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares como la arterioesclerosis y, como consecuencia de ella, el infarto de miocardio.

La artritis psoriásica es la patología más asociada a la psoriasis, una enfermedad que añade dolor, inflamación y dificultad de movimiento de las articulaciones. Estudios recientes demuestran que casi el 30% de los pacientes con psoriasis tiene una artritis psoriásica sin diagnosticar.

Cómo tratar la psoriasis

Afecta a más de un millón de personas en España. El diagnóstico precoz favorece el manejo adecuado de la enfermedad y la prescripción del mejor tratamiento en el menor tiempo posible, evitando asimismo la progresión de la enfermedad.

La psoriasis no tiene cura, pero gracias a las terapias que existen para tratar a los pacientes se pueden reducir sus efectos notablemente.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s