Cuidados de la piel con psoriasis


La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel de carácter crónico, no tiene tratamiento curativo y no es contagiosa. Se caracteriza por la aparición de placas rojizas cubiertas de escamas blanquecinas brillantes.

El tamaño de las placas y su distribución es diferente en cada paciente. Estas placas suelen localizarse en los codos, las rodillas, la zona sacra, el cuero cabelludo y las uñas, aunque pueden hacerlo en cualquier otra parte del cuerpo. Pueden picar, doler y a veces se agrietan y sangran.

La afectación de la piel no es siempre igual, por esto se habla de distintas formas clínicas de psoriasis. Si las placas son de más de 1-2cm hablamos de psoriasis vulgar, si son más pequeñas se llama psoriasis en gotas y, si afectan los pliegues, psoriasis invertida.

En algunos casos en el interior de las placas hay granos de pus, sobretodo en palmas y plantas, y entonces hablamos de psoriasis pustulosa. En otras ocasiones el enrojecimiento es difuso y afecta toda la piel con abundante descamación, y entonces se llama psoriasis eritrodérmica.

Según la superficie cutánea afectada y el grado de inflamación de las placas la psoriasis se clasifica en leve, moderada y grave.

La causa de la enfermedad es desconocida, pero se sabe que existe una predisposición genética para padecerla que aumenta la permeabilidad de la capa córnea, la más superficial de la epidermis, y que condiciona alteraciones de la inmunidad innata y adquirida. Todo ello se traduce en una inflamación descontrolada que se perpetúa en el tiempo.

Aproximadamente una de cada tres personas con psoriasis tiene antecedentes de familiares con psoriasis.

La psoriasis es una enfermedad relativamente frecuente que suele afectar entre el 2%-3% de la población mundial, y aunque puede afectar a cualquier raza, es más frecuente en personas de raza caucásica o blanca. La psoriasis puede empezar a cualquier edad, aunque por lo general lo hace entre los 15 y 35 años.

El tratamiento de la psoriasis leve ha variado poco en los últimos años y se siguen usando los corticoides tópicos (cremas, pomadas, geles, espumas, soluciones)  asociados a derivados de la vitamina D que se aplican una vez al día sobre las lesiones.

Para la psoriasis moderada y grave sí que ha habido avances importantes y en la actualidad disponemos de tratamientos sistémicos por vía oral o en inyecciones que son muy efectivos.

La epidermis de las personas con psoriasis presenta un defecto en el crecimiento y la diferenciación que condiciona una permeabilidad anormal de su función barrera. El mantenimiento de esta función barrera es un factor coadyuvante fundamental para el tratamiento y la prevención de los brotes de la psoriasis.

Por este motivo es imprescindible cuidar la piel aplicándose una loción hidratante como mínimo una vez al día, con ello disminuimos la sequedad, disminuimos la descamación, aliviamos el picor y mejoramos la integridad de la capa córnea mejorando su función barrera.

Los hábitos higiénicos de una persona con psoriasis deben de ser los normales en cuanto a frecuencia. Para mantener la piel bien hidratada y la epidermis íntegra es preciso no agredirla durante la ducha diaria por lo que deben usarse geles de ducha sin detergentes agresivos, que sean nutritivos e hipoalergénicos, y que aporten lípidos naturales que ayuden a reconstituir el estrato córneo.

Los productos de la gama Pure&Sensitive de Dove se han formulado con ingredientes cuidadosamente seleccionados, consiguiendo fórmulas hipoalergénicas, para poder seguir la rutina diaria de higiene con productos formulados especialmente para ello:

Ducha: El gel de ducha tiene una fórmula ultra suave que incorpora una combinación de agentes hidratantes y lípidos naturales de la piel, que se absorben y reponen la hidratación y los lípidos perdidos durante la ducha. Su segundo ingrediente más importante es la glicerina, potente agente hidratante, para asegurar la hidratación adecuada de la piel. Es una fórmula hipoalergénica y sin parabenos.

Manos y Rostro:la pastilla limpiadora de esta gama incorpora ¼ de crema hidratante e incluye glicerina y ácido esteárico. Gracias a su composición es ideal para la limpieza del rostro y para utilizar como producto desmaquillante. Su fórmula es hipoalergénica, sin fragancia y sin parabenos.

Hidratación:la loción consigue nutrir las capas superficiales de la piel en profundidad gracias a su tecnología DeepCareComplex. Al igual que los demás productos de la gama, su fórmula es hipoalergénica. Además está formulada sin alcohol y sin fragancia.

Desodorantes:disponibles en formato roll-on y aerosol, sin parabenos, sin colorantes, sin alcohol y sin fragancia, que se convertirán en el aliado perfecto para las axilas sensibles. Como todos los desodorantes Dove, contienen ¼ de crema hidratante.

Con Pure&Sensitive, Dove ofrece una nueva generación de productos para pieles sensibles, que no solo hidratan la superficie de la piel, sino que la nutren en profundidad. Una gran innovación que permitirá conseguir y mantener una piel cuidada, suave y nutrida.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s